La anestesia en reproducción asistida

Algunas de las técnicas de reproducción asistida deben ser realizadas bajo anestesia. En concreto, la Fecundación in vitro es la técnica que más comúnmente requiere de la sedación del paciente, en concreto en la recuperación de los óvulos mediante punción transvaginal.

Su participación en el proceso de reproducción asistida supone que el anestesista debe conocer no sólo la técnica, sino que debe tener en cuenta los efectos celulares y moleculares que los principios activos que va a usar pueden tener sobre los óvulos, embriones y sobre el endometrio de la paciente.

A nivel del laboratorio de fecundación in vitro, es posible que los agentes anestésicos tengan influencia sobre los procesos de fecundación, desarrollo embrionario e implantación embrionaria.

Desde el inicio de la técnica en 1978, la Fecundación in vitro ha evolucionado notablemente. Se calcula que en algunos países desarrollados los niños nacidos por esta técnica pueden suponer hasta el 1% del total anual. En otras ocasiones, la misma técnica se utiliza para preservar la fertilidad en mujeres, ya sea para postponer su maternidad poor motivos sociales o debido a la aparición de un proceso oncológico.

Los primeros ciclos de FIV se llevaban a cabo sin estimulación ovárica. EL único óvulo que se producía en el ciclo se intentaba recuperar por laparoscopia, a veces sin éxito. En esos momentos se desconocían los efectos adversos que la anestesia podía producir sobre el proceso.

Hoy en día, el proceso de FIV se inicia con la estimulación ovárica, gracias a la que se pueden obtener una mayor número de óvulos por ciclo y con ellos unas probabilidades de éxito mucho mayores. La recuperación de los óvulos se realiza por punción transvaginal y desde el punto de vista de la anestesia, es suficiente con una sedación de la paciente.

Si bien aún queda mucho por avanzar, existe un mayor conocimiento de los procesos moleculares relacionados con todo el proceso. Esto conlleva una mayor concienciación por parte de los anestesistas y de todo el equipo médico en general sobre los fármacos utilizados para la anestesia y el efecto que pueden tener sobre los procesos biológicos.