Siete consejos para las parejas que buscan el embarazo

En ocasiones la búsqueda del embarazo no es un camino fácil, sobretodo cuando la gestación se demora después de varios meses manteniendo relaciones sexuales periódicas sin protección. Es aconsejable que las parejas que se encuentran en esta situación sigan algunos consejos:

1.- Cuidar la nutrición y si es necesario tomar suplementos

La nutrición es un aspecto esencial para que el cuerpo pueda llevar a cabo todas sus funciones. La gestación es un momento especialmente crítico, puesto que la demanda de nutrientes aumenta notablemente. Sin embargo, durante el período pre-concepcional la nutrición es igualmente importante, y muchas veces pasa desapercibida. Es importante que ambos miembros de la pareja sigan una dieta equilibrada, rica en verduras y frutas, pescado (sobretodo pescado azul) y baja en carnes rojas. En ocasiones es difícil conseguir todos los nutrientes necesarios a través de la dieta, por lo que puede ser necesario tomar suplementos de vitaminas y minerales específicamente diseñados para la búsqueda del embarazo, tanto en mujeres como en hombres. Puedes encontrar este tipo de nutrientes en una tienda de productos para la fertilidad.

2.- Conoce tus días fértiles

El ciclo menstrual de la mujer se puede dividir en dos fases. La fase inicial tiene como objetivo madurar y hacer crecer un óvulo que pueda ser fecundado. En la segunda fase, posterior a la ovulación el embrión resultante podría implantar en el útero. Así pues, el paso de una a otra fase viene marcado por la ovulación, siendo los días previos y posteriores a ésta los más fértiles del ciclo de la mujer. Existen varios métodos para poder calcular los días fértiles de una mujer.

3.- Controla el estrés

Los factores emocionales son muy importantes durante la búsqueda del embarazo, ya que las dificultades pueden generar cuadros de ansiedad o depresión en cualquiera de los miembros de la pareja. Además, el estrés causado por factores externos como por ejemplo el laboral, pueden incidir negativamente en la calidad espermática o en el ciclo menstrual.

4.- No olvidéis el sexo

Si no es necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida, el sexo es la única vía para lograr el embarazo. Es importante tener sexo durante los días fértiles de la mujer, pero para la salud sexual de la pareja también es muy importante tenerlo fuera de esos días. No mecanizar las relaciones sexuales y no convertirlas puramente en una vía para lograr el embarazo es esencial para mantener la pareja unida.

5.- Duerme 8 horas

El sueño es necesario para reponer energías y mantener la vitalidad durante el día. Además, la secreción de muchas hormonas se controla por los períodos de vigilia y sueño (ritmos circadianos), de modo que una falta de sueño puede incidir directamente en el equilibrio hormonal y por lo tanto en las posibilidades de embarazo.

6.- Toma el sol de forma moderada

Uno de los micronutrientes más importantes para la fertilidad es la vitamina D. Esta vitamina es liposoluble y tienen un importante papel en el metabolismo de los huesos y en la fijación de calcio. Además, diversos estudios han demostrado que existe una importante relación entre su deficiencia y la infertilidad, ya que podría estar relacionada con una mejora calidad embrionaria y especialmente con una mayor capacidad de implantación del endometrio.

7.- Deja de fumar

El tabaco es uno de los agentes externos que más influye en la fertilidad, tanto en mujeres como en hombres, disminuyendo la calidad de los óvulos y del esperma.

Finalmente, es muy importante recordar que si el embarazo se demora más de un año es recomendable visitar a un especialista en fertilidad, puesto que en muchas ocasiones la edad de la mujer es un factor clave para el pronóstico.

¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional?

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) consiste en el análisis genético de los embriones procedentes de un ciclo de fecundación in vitro antes de su transferencia al útero materno.

Este análisis genético puede realizarse por diversos motivos y se pueden aplicar distintas técnicas en función de la característica genética que se esté analizando.

Una de las principales aplicaciones es la detección de enfermedades genéticas en el embrión. Este tipo de análisis se realizan habitualmente en personas con historial familiar relacionado con alguna enfermedad genética y que, por lo tanto, tienen un riesgo elevado de transmitirla a su descendencia.

Otra posibilidad es el análisis de todos los cromosomas del embrión. Esta técnica se conoce también como screening genético preimplantacional o SGP, y habitualmente se recomienda en mujeres que se someten a un ciclo de fecundación in vitro más allá de los 38-40 años y quieren utilizar sus propios óvulos. A medida que la edad de la mujer avanza, la cantidad de óvulos que tiene disponibles es menor. Además, estos óvulos tienden a presentar un mayor número de alteraciones cromosómicas y por lo tanto pueden dar lugar a embriones anormales cromosómicamente. El caso más conocido es el aumento de fetos con trisomía 21 o Síndrome de Down en mujeres de edad avanzada.

El diagnóstico genético preimplantacional sería en estos casos una alternativa al diagnóstico prenatal. Aunque no elimina la necesidad de llevar a cabo este diagnóstico, el PGS evita la transferencia de embriones anormales y por lo tanto reduce drásticamente las probabilidades de embarazo de un feto cromosómicamente anormal.

Para llevar a cabo el análisis, se debe practicar una sección en la membrana protectora del embrión, conocida como zona pelúcida. A continuación, mediante técnicas de micromanipulación, se extraen una o más células del embrión, que se mantiene en cultivo. Una vez analizadas las células extraídas, se descartan los embriones anormales y se transfieren a la mujer el embrión o embriones normales para las características estudiadas.

A pesar de su elevada complejidad tecnológica, la eficacia de la técnica no es del 100%. En ocasiones no es posible obtener resultados a partir de la muestra extraída, y en otras existe un fallo en el diagnóstico (aunque éste se sitúa alrededor del 1%). Sin embargo, la técnica está evolucionando para solucionar estas limitaciones. Cada vez es más frecuente biopsias el embrión en estadíos más avanzados, en los que es posible recuperar un número mayor de células y por lo tanto aumentar la seguridad del análisis. Por otra parte, la utilización de técnicas de secuenciación masiva está aumentando la fiabilidad de la técnica, a la vez que permite analizar un mayor número de características en el embrión.

La punción folicular bajo anestesia

La punción ovárica o punción folicular se lleva a cabo en el marco de un tratamiento de fecundación in vitro o donación de óvulos, después de la estimulación ovárica. Mediante este proceso, se obtienen los óvulos que han crecido y madurado en los ovarios.

Para realizar este acto médico es imprescindible el uso de anestesia. Es posible utilizar sólo anestesia local , aunque hoy en día es mucho más frecuente el uso de la sedación, que aporta una comodidad mucho mayor a la paciente.

¿Cómo se realiza una punción ovárica o folicular?

Se trata de un proceso relativamente sencillo y rápido, en el que mediante ecografía transvaginal se identifican los folículos en cada uno de los ovarios y mediante un sistema de aspiración se punciona cada uno de ellos para obtener el líquido que contienen. Para esta punción se utiliza una aguja que pasa a través del fondo de la vagina hasta acceder a cada uno de los ovarios. Es muy importante el control ecográfico del proceso para no dañar estructuras anexas o próximas (intestinos, vejiga o vasos sanguíneos por ejemplo).

Una vez obtenido el líquido folicular, éste es observado en el laboratorio de fecundación in vitro bajo la lupa por el embriólogo, que identificará los óvulos que se encuentran en suspensión en el fluido. Estos óvulos se encuentran rodeados de células (cumulus oophorus) que en condiciones fisológicas sirven como protección a lo largo de sus paso por las trompas de Falopio y juegan un papel importante en la interacción óvulo-espermatozoide. Pasadas aproximadamente dos horas, los óvulos estarán listos para proseguir con el tratamiento y ser fecundados o bien para ser vitrificados.

Es muy importante que todo el proceso de lleve a cabo en condiciones óptimas. La temperatura por ejemplo es un aspecto clave. Los óvulos son estructuras frágiles y muy sensibles a los cambios de temperatura, por lo que son mantenidos en todo momento a 37ºC. Para ello se utilizan en todo momento materiales y superficies calefactadas y calibradas a esta temperatura. Otro aspecto importante es el pH. Los medios de cultivo utilizados para recuperar los óvulos mantienen el pH mediante un sistema taponado, dando tiempo al embriólogo a localizar los óvulos y a devolverlos al incubador, donde se cultivarán en condiciones de nuevo fisiológicas, muy similares a las que se encontraban dentro de los folículos. Finalmente, tanto los medios utilizados para la recuperación de los óvulos como los medios de cultivo, proveen a las células, en este caso a los óvulos de los nutrientes y componentes necesarios para garantizar su metabolismo.

¿Cuánto dura la punción folicular?

El proceso de obtención de los óvulos es rápido y no suele durar más de 15 minutos. La recuperación post-anestésica también es generalmente muy rápida. La paciente es dada de alta entre una hora y media o dos horas después de la punción, en función de la evolución. La tasa de complicaciones como consecuencia de la intervención es muy baja. Es recomendable guardar reposos relativo el día de la punción folicular, puesto que pueden aparecer molestias a nivel abdominal o pequeños sangrados.

Fuente: www.drperamo.es

La transferencia embionaria bajo anestesia

La transferencia embrionaria es el momento culminante en todo ciclo de fecundación in vitro. Se trata de un proceso delicado, que debe influir lo mínimo posible tanto en el embrión como en el endometrio de la paciente. En la inmensa mayoría de los casos no es necesaria ningún tipo de anestesia, ya que el proceso es totalmente indoloro.

El proceso fisiológico de la implantación es aún muy desconocido. En muchas ocasiones, a pesar de que la técnica de la transferencia embrionaria se desarrolle correctamente y los embriones transferidos sean de buena calidad, no se produce el embarazo.

Uno de los aspectos que podría influir en este proceso de implantación es el uso de anestesia en los casos en los que es necesaria. En estos casos, el protocolo anestésico usado es muy parecido al de la recuperación de los óvulos.

Como hemos visto en anteriores posts, el efecto del uso de anestésicos sobre la fertilidad de los óvulos durante su recuperación es poco conocido. Lo mismo sucede con la anestesia durante la transferencia embrionaria.

La primera dificultad metodológica es que las transferencias en las que es necesario recurrir a la anestesia son transferencias difíciles o muy difíciles, por lo que ese podría ser el motivo por el que las tasas de embarazo fuesen menores.

Hay varios estudios publicados hasta este momento sobre el posible efecto del uso de anestésicos como el propofol durante la transferencia embrionaria. En uno de ellos se comparó la tasa de embarazo clínico entre casi 200 mujeres, la mitad de las cuales había sido sometida a anestesia durante la transferencia embrionaria. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas.

Se calcula que aproximadamente un 5% de las transferencias embrionarias se clasifican como muy difíciles al existir una importante dificultad para pasar con la cánula de transferencia el cuello del útero y poder así depositar los embriones.

En estos casos, se puede recurrir a la dilatación del cuello e incluso a la histeroscopia. En otras ocasiones es suficiente con la realización de la transferencia bajo anestesia. El efecto sedante del propofol conlleva una relajación muscular que a menudo relaja el cuello del útero facilitando la técnica.

Hasta el momento, existían dudas sobre si el uso de este fármaco podría ser perjudicial a nivel de la implantación embrionaria. Estudios como este demuestran que tal efecto no existe. Por este motivo, se cree que en los casos en los que esté clínicamente justificado, se puede recurrir a la transferencia embrionaria bajo anestesia sin temer por un efecto negativo en la implantación.

Posibles efectos de la anestesia en FIV

El potencial impacto de los fármacos anestésicos sobre los resultados de las técnicas de RA no se conoce en profundidad.  Hasta el momento, no se han demostrado efectos teratogénicos y/o mutagénicos. Este hecho ha permitido el empleo de muchas técnicas y fármacos anestésicos, pero es necesario ser precavido.

Es innegable que el manejo anestésico puede interferir en los resultados de las técnicas de reproducción asistida. Por este motivo, el médico anestesiólogo debe procurar administrar la mínima dosis de fármacos posible y minimizar el tiempo de exposición. Obviamente, todo ello sin dejar de priorizar el confort de la paciente y el éxito de la intervención.

La interacción de los fármacos anestésicos con óvulos y embriones ha sido demostrada. Estos estudios se llevan a cabo principalmente en modelos animales por la dificultad o imposibilidad de su realización en seres humanos. Los efectos entre diferentes fármacos pueden variar notablemente. Además, el mismo fármaco puede tener efectos completamente distintos sobre gametos o sobre embriones, por ejemplo.

Entre otros, los fármacos anestésicos interactuarían con gametos y embriones a distintos niveles:

  • Podrían forzar la puesta en marcha de los procesos que se producen en el óvulo una vez éste ha sido fecundado por el espermatozoide. Cuando esta activación se produce como efecto de un agente externo y no de la fecundación por parte del espermatozoide, se conoce como activación partenogenética.
  • Cambios en la estructura de los lípidos de membrana y de las proteínas trans-membrana, encargadas de regular el tránsito entre el exterior e interior de la célula. Como consecuencia, se crearían alteraciones en el flujo de iones con el medio extracelular, necesario para la regulación de múltiples procesos. En el caso de los hombres, la integridad de la membrana plasmática y el flujo de iones es fundamental para la mobilidad de los espermatozoides.

¿Cómo evitar estos efectos?

Como en toda intervención, es fundamental realizar una correcta visita y valoración antes de la anestesia, así como la firma del correspondiente consentimiento informado.

Al no existir un protocolo definido para este tipo de intervenciones, quedará a criterio del facultativo el tipo y dosis de fármaco anestésico a usar.

En algunas ocasiones es posible realizar la punción ovárica bajo anestesia local. Se trata de una opción a valorar especialmente en el caso de respuestas ováricas bajas. Esta opción permite reducir los costes a la paciente y los posibles efectos de la anestesia sobre el éxito del proceso.

En el caso de realizar la recuperación ovárica bajo sedación, los principios activos más empleados son el fentanyl (alfetanyl o remifentanyl) con midazolam y propofol. Esto permite una recuperación rápida y una tasa de complicaciones muy baja.

Fuente: www.invitrotv.com

La anestesia en reproducción asistida

Reproducción asistida

Algunas de las técnicas de reproducción asistida deben ser realizadas bajo anestesia. En concreto, la Fecundación in vitro es la técnica que más comúnmente requiere de la sedación del paciente, en concreto en la recuperación de los óvulos mediante punción transvaginal.

Su participación en el proceso de reproducción asistida supone que el anestesista debe conocer no sólo la técnica, sino que debe tener en cuenta los efectos celulares y moleculares que los principios activos que va a usar pueden tener sobre los óvulos, embriones y sobre el endometrio de la paciente.

A nivel del laboratorio de fecundación in vitro, es posible que los agentes anestésicos tengan influencia sobre los procesos de fecundación, desarrollo embrionario e implantación embrionaria.

Desde el inicio de la técnica en 1978, la Fecundación in vitro ha evolucionado notablemente. Se calcula que en algunos países desarrollados los niños nacidos por esta técnica pueden suponer hasta el 1% del total anual. En otras ocasiones, la misma técnica se utiliza para preservar la fertilidad en mujeres, ya sea para postponer su maternidad poor motivos sociales o debido a la aparición de un proceso oncológico.

Los primeros ciclos de FIV se llevaban a cabo sin estimulación ovárica. EL único óvulo que se producía en el ciclo se intentaba recuperar por laparoscopia, a veces sin éxito. En esos momentos se desconocían los efectos adversos que la anestesia podía producir sobre el proceso.

Hoy en día, el proceso de FIV se inicia con la estimulación ovárica, gracias a la que se pueden obtener una mayor número de óvulos por ciclo y con ellos unas probabilidades de éxito mucho mayores. La recuperación de los óvulos se realiza por punción transvaginal y desde el punto de vista de la anestesia, es suficiente con una sedación de la paciente.

Si bien aún queda mucho por avanzar, existe un mayor conocimiento de los procesos moleculares relacionados con todo el proceso. Esto conlleva una mayor concienciación por parte de los anestesistas y de todo el equipo médico en general sobre los fármacos utilizados para la anestesia y el efecto que pueden tener sobre los procesos biológicos.

TIVA-TCI 2014

Abstract Submission

Abstract submission deadline

March 20, 2014

Submit Now!

Register Now

Early registration deadline:

March 24, 2014

Register Today!

View the Scientific Program

See what workshops and program sessions are on offer!

Find out More

TIVA- TCI for Students

A special reduced student fee has been developed

Visit Now

Welcome to the World Congress 2014

The 4th World Congress of Total Intravenous Anaesthesia and Target Controlled Infusion (TIVA-TCI 2014) will provide a crucial opportunity for clinicians and researchers to discover new technology and safer techniques in anaesthesia, intensive care and reproductive inmunology.

A high-level, interactive scientific program, featuring internationally acclaimed anaesthesiology experts, will provide debating and networking opportunities, and hands-on practical workshops.

TIVA-TCI 2014 aims to improve the standard of intravenous anaesthesia in all corners of the globe.

For all the aforementioned reasons, we believe strongly that the Congress will contribute to the on-going development of World SIVA.

Looking forward to seeing you in Sofia in 2014!